Monte Alban

Monte Alban Esta impresionante ciudad, que luce dorada en época de sequía, y color esmeralda en temporada de lluvias, nos habla del esplendor de dos culturas, los zapotecos, quienes la fundaron alrededor del 500 a.C., y los mixtecos quienes conquistaron todo el fértil valle de Oaxaca unos cuantos siglos antes de la conquista española. El corazón de la ciudad, la cual alcanzó su máximo esplendor del 200 al 600 d.C., está representado por un enorme espacio llamado Gran Plaza Imagina cuando en este gran espacio (de 300 metros de largo por 200 de ancho) se asentaba el mercado y se vendían desde alimentos y plantas hasta productos de lujo, que se pagaban con las monedas en turno, es decir, cacao, conchas y sal. Alrededor hay varias estructuras, estos enormes basamentos solían rematar en templos; además había palacios residenciales, elegantes tumbas de piedra, sistemas para el control y el almacenamiento de agua, estructuras para el juego de pelota, y monumentos para la observación astronómica.